Teología de la Liberación y Ecología en palabras de Leonardo Boff

Iepe.org.- En entrevista con El Mostrador, Leonardo Boff, Teólogo de la Liberación, esgrime acerca de la Teología de la Ecología en el marco de la presentación de la Carta “Danos hoy el agua de cada día” del Obispo de Aysén Luís Infanti.

La Teología de la Liberación, que algunos llaman “cristianismo de la liberación”, es un movimiento fechado en la década de los 60 que remeció a la Iglesia al formula en nombre del cristianismo, una propuesta radical de transformación social. La Juventud Universitaria Cristiana brasileña (JUC) inicia esta doctrina que se convierte en una expresión cultural, política y espiritual mundialmente.

Este Movimiento Altermundista que acusa al capitalismo como sistema injusto e inicuo propugna el desarrollo de comunidades cristianas de base entre los pobres como la nueva forma de la Iglesia y el uso del instrumento marxista para comprender las causas de la pobreza, las contradicciones del capitalismo y las formas de la lucha de clases y lucha contra la idolatría del consumismo, la riqueza, el poder, la seguridad nacional, el estado, los ejércitos; en pocas palabras, “la civilización cristiana occidental”.

Leonardo Boff, uno de los más destacados defensores de la Teología de la Liberación y ecologista, estuvo en Chile presentado la carta “Danos hoy el agua de cada día” del Obispo de Aysén, Luís Infanti donde comentó que tal misiva haría historia.

El también teólogo de la ecología quien fuera silenciado por un año durante el pontificado de Juan Pablo II, acompañó a Infanti en su cruzada por el agua y los recursos naturales estableciendo las directrices del movimiento altermundista, reconociéndolo ya como una teología mundial.

En entrevista al Mostrador, explicó que la ecología no es una alternativa a la doctrina, sino un enriquecimiento de la misma teología. Porque escucha siempre el grito del oprimido, pero no solamente las personas gritan: la Tierra grita, la naturaleza grita. Entonces si la marca registrada de la Teología de la Liberación es la opción de los pobres hay que insertar al gran pobre que es la Tierra. Nos hemos dado cuenta que la misma lógica que explota personas, clases, países, también explota la Tierra, por lo que hay que incorporar la salvaguardia de la Tierra. Si no la incluye no sirve.
A juicio de Leonardo Boff la defensa del medio ambiente es la única respuesta a la crisis que amenaza al planeta y al sistema de vida. Es decir o tenemos un comportamiento adecuado y vamos a limpiar o simplemente nos perdemos.

Propone que hay que entender la ecología mucho más allá del puro ambientalismo, porque también hay ecología social. Y este tipo de sociedad energívora que estamos construyendo, que no respeta la naturaleza, que sólo se preocupan de acumular, es absolutamente insostenible, porque deja de lado casi a la mitad de la humanidad y devasta terriblemente los escasos recursos naturales. También hay una ecología mental: tener prejuicios, regresiones que nos llevan a tratar la Tierra y los recursos como algo fuera de nosotros. No hay un sentido de responsabilidad con la Tierra, el sistema actual no está basado en la cooperación, sino en el individualismo, en la acumulación privada, de bienes materiales y competencia.

El teórico de la Teología de la Liberación, cree que el Vaticano está cada vez más despierto a la temática medioambiental. El 1 de enero de 1990 el Papa Juan Pablo II hizo un discurso muy importante sobre la Tierra y la ecología, pero casi nadie reaccionó. Sólo ha habido reacción en vista del calentamiento global. El actual Papa sigue diciendo que hay que comprometerse. Y el Consejo Mundial de Iglesias hace ya muchos años creó una especie de slogan diciendo que la justicia, la paz, y la preservación de la naturaleza, son los tres grandes ejes de la nueva evangelización.

Leonardo Boff, vino a Chile con el único objetivo de apoyar al Obispo de Aysén en la presentación de la carta “Danos hoy el agua de cada día” y así lo hizo. Reconoce a la región de Aysén como uno de los lugares más ricos del mundo y aseveró que esa herencia que pertenece a la Tierra, a la humanidad, no puede ser entregada a empresas privadas: a ellos les interesa más la ganancia que producir energía y añade que la producción energética puede tener un impacto muy negativo en toda la región.

Lamenta mucho que el Estado no tenga una política energética clara en nuestro país y comenta que la propuesta de Infanti apunta a una dimensión más del actuar, de proponer fórmulas. El Obispo de Aysén plantea involucrar a los poderes Ejecutivo, Parlamentario, Judicial y Ciudadano.

Boff finaliza recalcando que esta es una carta que rescata muchos datos de gran seriedad a nivel mundial y de Chile. Es capaz de juzgar, plantear el respeto a la naturaleza, la responsabilidad y fundamentalmente el sentir del bien común. Lo considera uno de los mejores documentos que ha leído en los últimos años y esgrime que podría decir que es un documento de su autoría, pues el mismo habla así. “tan pertinente es su discurso, incluso dentro de una retórica tiene poesía. Es un texto que hará historia”.

Anuncios

Una respuesta a “Teología de la Liberación y Ecología en palabras de Leonardo Boff

  1. Cecilia MacIntyre and Carmencita

    Gracias a Dios dentro del mundo religioso ya estan los sabios comenzando a responder correctamente sobre la Crisis de Nuestro Planeta, del cual somos culpables los humanos. Tenemos que luchar por defender la Tierra, el habitat de los animalitos, la naturaleza… hasta las ultimas consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s